Somos una desarrolladora de vivienda media enfocada en ofrecer hogares diseñados para satisfacer las necesidades reales de nuestros clientes. Nos diferenciamos por la orientación de nuestra labor, pues concebimos la vivienda como un entorno al servicio de sus habitantes. Para nosotros, la vida está determinada en gran medida por lo que hacemos con ella.

Nuestra Ópera tiene dos actos:
En el primero nosotros construimos hogares y en el segundo nuestros clientes hacen vida dentro de ellos.

ETAPAS DE LA VIDA

En Opera estamos comprometidos con la familia mexicana, por lo que dirigimos y diseñamos nuestros proyectos de acuerdo a la etapa de vida en la que se encuentran dichas familias.

1
ETAPA 1: COMIENZA LA AVENTURA

Empezamos a crecer; salimos del nido, cortamos el cordón umbilical y decidimos construir nuestro propio espacio. Solos, con roomies o con nuestra pareja, este departamento marca el inicio de una etapa. Buscamos independencia y sensación de libertad. Nos gustan los espacios amplios, la conectividad y los horizontes largos. En un departamento eso se refleja en las cocinas abiertas, la menor cantidad posible de paredes y una cerveza lista en el refrigerador.

2
ETAPA 2: NADA ES IGUAL

Un nuevo integrante en la familia mueve todo, desde emociones hasta el acomodo de los muebles. Con nuestro primer hijo buscamos espacios privados y silenciosos para acurrucarlo. Buscamos lugares que se sientan seguros. Queremos que por la ventana se cuele un rayo de luz para darle baños de sol. Y también queremos tener espacios verdes para que crezca en contacto con la naturaleza y descubra nuevas texturas.

3
ETAPA 3: CRECE LA FAMILIA

El segundo nunca es como el primero. Aunque vivir siempre es improvisar, nos sentimos más dueños de la situación. Sabemos que llorar es inevitable, que puede dormirse sin tener que poner a toda la casa a susurrar y caminar de puntitas, y que los juguetes en la boca le generarán un mejor sistema inmune. Queremos privacidad, dentro de nuestro propio departamento, y un espacio seguro para criar a los nuestros.

4
ETAPA 4: DEJAN DE SER BEBÉS

A veces quisiéramos detener el tiempo, volver a cargar a nuestros niños con un brazo y dormirlos en nuestra cama. Pero ya no son bebés y quieren dormir solos, empiezan a ir a casas de amigos y a pasar más tiempo a solas en sus cuartos. Para esta etapa queremos amenidades. Que les permitan empezar a hacer deportes, áreas para actividades al aire libre, espacios comunes para que inviten a sus primos y que el camión de la escuela llegue por ellos.

5
ETAPA 5: LA ADOLESCENCIA

Nuestros hijos ya tienen ideas propias sobre ciertos temas. Dejaron de ser completamente nuestra responsabilidad y ahora son personas con pensamientos y necesidad de espacios privados. Al mismo tiempo, estamos en buenos años económicos, y la edad de nuestros hijos nos da la oportunidad de no tener que pasar tanto tiempo en casa. Buscamos un departamento cerca de nuestro trabajo, de nuestra familia y de buenas escuelas.

6
ETAPA 6: UNIVERSITARIOS

En la casa de personas grandes, cada uno quiere sus espacios. Aunque a la hora de la comida los queremos a todos aquí (¡y puntuales!). En esta etapa los padres tienen más tiempo para reconstruirse como pareja, y los jóvenes buscan pasar tiempo con sus amigos y estar cerca de la preparatoria o universidad.

7
ETAPA 7: RECOMPENSA

Y ahora los nuestros comienzan su propia aventura. Buscan esos espacios que nosotros buscamos alguna vez. Dejan el nido y nos enseñan a soltar. Todo se siente un poco vacío sin ellos, y ahora hay espacio para la tranquilidad y el autocuidado. Pronto vendrán a comer los domingos con nuestros nietos, que traerán el ruido de la alegría al hogar. Es momento de descansar y disfrutar.

Contáctanos